Star Max

Día: 1 septiembre, 2016

La calidad de las series

Con excepciones como ‘Crematorio’ o ‘Qué fue de Jorge Sanz’, ambas de Canal Plus,  a las que quizá podría sumarse alguna como ‘El ministerio del tiempo’ o ‘Vis a vis’, la realidad de la ficción en las series españolas es verdaderamente preocupante. Ante la lógica evolución de calidad experimentada en países como Dinamarca, país al que pertenece la genial ‘Borgen’, España parece haberse quedado estancado en guiones dirigidos a un público sin mucha exigencia y sin muchas inquietudes.

Los años luz que distan entre series de ficción como ‘The Wire’, ‘Los Soprano’, ‘Breaking Bad’, ‘House of cards’ o ‘Boardwalk Empire’, por citar algunas creadas en los Estados Unidos, y las series españolas son enormes. Resulta una tarea harto complicada poder seguir una serie de ficción española sin que la vergüenza ajena asalte a ese espectador que goza de un mínimo de espíritu crítico en lo que al lenguaje audiovisual se refiere.

Creaciones como las impulsadas por Atresmedia o Mediaset disfrutan de tan poca calidad y de tan triste ejercicio dramático que muchos espectadores deciden exiliarse a otros terrenos con un mínimo de calidad. Así, series como ‘Allí abajo’ logran mostrar los chistes más fáciles del imaginario colectivo sobre andaluces y vasco, acompañados además de unas tramas realmente grises, manidas y evidentes.

Otras series como ‘Buscando el Norte’ o ‘El chiringuito de Pepe’ también tienen el mérito de despertar en el espectador medianamente exigente lo que suele conocerse como vergüenza ajena. El humor brilla por su ausencia en espacios de ficción que a priori deberían despertar las risas del respetable.

Pero quizá la palma del mal gusto y del proceso de embrutecimiento del público se lo lleva ‘Gym Tony’, la serie que Cuatro emite por las noches. La serie quizá tenga el mérito de contar con uno de los peores guiones que se recuerdan; por si fuera poco, actores que lo han hecho bien trabajando en otros proyectos se ven aquí forzados a realizar unas interpretaciones deleznables que, lejos de generar alguna sonrisa, resultan molestas a la vista de quien las percibe.

1 septiembre, 2016     0 Comments