Star Max

Día: 2 septiembre, 2016

Nuevas plataformas para el entretenimiento

La proliferación de series televisivas de enorme calidad en los últimos años es uno de los factores que está cambiando los hábitos de consumir televisión de los españoles. No hace falta decir que estas series de ficción a las que nos referimos no son de cosecha española, siendo los Estados Unidos el país que ejerce como principal manantial de estos potentes discursos audiovisuales.

Plataformas como Netflix o Movistar Plus ofrecen al usuario la oportunidad de disfrutar de series que no suelen verse en los medios de comunicación españoles más tradicionales. Son las cadenas de televisión de Estados Unidos las que han dado un paso al frente a la hora de intentar seducir al espectador; emisoras como HBO, AMC, Showtime o FX apuestan por la calidad, apuestan por discursos rompedores, reflexivos y que saben combinar la parcela del entretenimiento con una mayor exigencia intelectual o filosófica.

En España, parece que las televisiones que emiten en abierto se han visto sorprendidas por tanta excelencia que les venía a hacer la competencia desde fuera. Lejos de aprender de las virtudes de las series que llegan desde los Estados Unidos -o de otros países de Europa que han captado el mensaje de exigencia audiovisual que los espectadores empiezan a pedir-, en España las televisiones se han refugiado en lo que ya tenían.

Es como si las televisiones españolas supieran que jamás van a poder destinar el dinero suficiente para hacer algo de tanta calidad como ‘The Wire’, ‘Juego de Tronos’ o ‘Breaking Bad’. El caso es que las series que comienzan en España siguen estando cortadas por la misma tijera; no hay innovación, no hay cambio, no hay giro en el discurso. Parece que todo forma parte de una huida hacia adelante; las televisiones españoles han tirado la toalla frente a la calidad (salvo honrosas excepciones puntuales, como tal vez ‘El Ministerio del tiempo’) y se refugian en lo que han hecho toda la vida, con la tercera edad como público objetivo que aún no ha huido hacia las nuevas series ficcionales norteamericanas.

2 septiembre, 2016     0 Comments