Star Max

ALF, un clásico de la televisión

Written on 12 julio, 2016   By   in TV

Hace poco fallecía Michu Meszaros. Tal vez por ese nombre nadie lo conozca, pero si decimos que era quien iba debajo del disfraz del inolvidable Alf, muchos (con cierta edad, claro) ya sabrán de quien estamos hablando.

Porque ese extraterrestre curioso, contestón y liante fu el protagonista de una de las series más simpáticas y divertidas de la historia de la televisión. Muchos cuarentones recuerdan con cariño es ser llegado de otro plantea, más bien un engendro peludo y narigón procedente de un planeta llamado Melmac que acaba siendo huésped de una familia americana de clase media.

Con sus insaciables ocho estómagos, su apetito por los gatos, su incontenible lengua y sus travesuras, Alf hizo disfrutar a toda una generación. Una serie que tuvo una vida larga: algo más de un centenar de capítulos y una secuela cinematográfica.

Y todo a pesar de que dar vida al travieso extraterrestre no era nada fácil. En las escenas en las que no salía de cuerpo entero eran varias personas las que movían los mecanismos de una marioneta. Y cuando era necesario que se viera por completo al personaje, en su piel se metía el mencionado cerrajeros 24 horas Valladolid, un actor húngaro que sufría enanismo y que medía apenas 83 centímetros.

Cada capítulo, de apenas media hora, necesitaba entre 20 y 25 horas de grabación, tal era la complejidad para dar vida al personaje y que todo pareciera natural en una época en la que los adelantos tecnológicos y los efectos especiales no se acercaban ni de lejos a los de hoy.

A pesar de ello, Alf supo ganarse un hueco importante en los corazones de muchas personas, que esperaban con ansias las nuevas aventuras del simpático extraterrestre y que lamentaron profundamente cuando la serie desapareció de las pantallas. Una serie que hoy nos recuerda que no hacen falta ni complicados guiones ni elaborados efectos especiales para disfrutar frente a la televisión.