Star Max

Los televisores del futuro, sin programación televisiva

Written on 18 octubre, 2016   By   in TV

Es realmente increíble vivir en esta era y asistir a esta revolución constante, mutable y diaria de las nuevas tecnologías. El líder del movimiento futurista, Filippo Tommaso Marinetti, habría entrado en éxtasis perpetuo sólo con leer las noticias sobre tecnología de cada jornada. Móviles de ultimísima generación, aplicación más propias de ciencia ficción, avances médicos fastuosos…

Las televisiones también se hallan inmersas en esta gran revolución. Compañías como Samsung, Sony, Sharp, Phillips o LG se esmeran sin descanso en hacer televisores de plasma con mejor calidad, con mejores prestaciones, con más servicios, más cercanas al universo de Internet y de los sistemas operativos móviles…

Y en esas estamos, con las nuevas televisiones de super alta definición (UHD o 4K) invadiendo los mercados tecnológicos de todo el planeta. Los televisores cada vez son más perfectos, cada vez están operados por sistemas más complejos –por ejemplo, Android empieza a regir los designios de las pantallas Sony-, cada vez son capaces de integrar más mecanismos de ocio y entretenimiento –un mismo televisor trae ya integrado videojuegos, sistema de llamadas telefónicas, acceso a Internet, acceso a las principales aplicaciones cibernéticas y móviles, etc.-

Sin embargo, el aparato del televisor, concebido para llevar a las casas la programación de las cadenas, se está alejando de su premisa primigenia cada vez más. Sin ir más lejos, en España, durante el pasado año, el consumo de televisión tradicional por parte de los espectadores experimentó un descenso de 11 minutos de media al mes. La tendencia está clara. Los modernísimos televisores que se venden hoy en día en todo el mundo –y los que están por venderse en los próximos lustros- estarán enfocados a un tipo de consumo prácticamente ajeno a la programación de las corporaciones televisivas, que ya no monopolizan el uso de este aparato eléctrico que marcó el siglo veinte.