Star Max

Picantes declaraciones de Carletto

Written on 6 septiembre, 2016   By   in Series, TV

En una entrevista para el medio de comunicación “Die Welt” el ex entrenador del Real Madrid quien ahora dirige la banca del equipo campeón de la Bundesliga alemana, el Bayer Múnich expresó algunas declaraciones con respecto a su anterior equipo. En primer lugar estableció su alegría por formar parte de la parte técnica del equipo bávaro, en segundo lugar, realizó una comparación entre los dos campos en los que se ha encontrado en estos ultimo años y manifestó que en Alemania siente un gran ambiente de armonía y serenidad, pues desde que llegó todo ha sido muy tranquilo, manifestando que nadie le ha exigido ganarlo todo, sí le han exigido la obtención de títulos que un equipo de esa categoría merece ganar, pero no le han impuesto la condición de ganarlo “todo”.

Realizó declaraciones acerca de su salida del club merengue, en lo cual manifestó, “se sabe que fui echado de la dirección técnica del Real Madrid, debido a la participación en la última temporada, en la cual se llegó a semifinales de Champions y quedamos a un punto de distancia del líder que ganó en ese momento la Liga, el Barcelona”.

La frase más característica y emblemática de dicha entrevista fue la siguiente; “yo me defino como un técnico que siempre está en búsqueda de estabilidad en mis equipos, sin embargo en el Real Madrid la estabilidad la encuentran conceptualizada en el término de; Ganar siempre”.

Sin embargo, para  hacer la interacción más entretenida, el periodista encargado de la entrevista realiza la siguiente pregunta ¿Cuál es la definición entonces de la estabilidad en el equipo del Bayer Múnich?”

Este es un equipo con una gran historia, casi tan grande como la del equipo merengue, cuenta con una rentabilidad exquisita y es dirigido por ex jugadores, lo cual lo hace más apegado al fútbol que a un negocio, ni hablar de sus excelentes patrocinadores. La estabilidad aquí se define en seguir siendo competitivo y mantener al equipo en la élite del mundo. No hay exigencias ni obligaciones de ganarlo todo.